lunes, 3 de septiembre de 2012

Príncipe Mahtan

Se durmió con la figura apretada firmemente contra su pecho, mirando la Luna, que brillaba preciosa aquella noche.

Después de todo era un príncipe... aunque un príncipe sin reino, ni princesa...

2 comentarios:

  1. Así tendría que ser cada noche mirando a la luna, un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo príncipe tiene que tener una princesa, y toda princesa tiene que tener un príncipe :).

      Un abrazo!!

      Eliminar